BCCN2016 BANNER FIN FESTIVALEn el mejor de los casos un festival no puede ser nada más que un punto de encuentro, un lugar donde compartir, intercambiar, generar y accionar. Esta edición de BccN 2016, festival de Cultura Libre Audiovisual, ha caminado en esa dirección. Hemos comprobado con mesas redondas y talleres prácticos que la puesta en valor del “retorno social del cine y el audiovisual” es un camino largo, pero que ya hemos comenzado. Un camino a explorar que se intuye crucial para la consolidación de nuevas relaciones sociedad-cultura más allá de las mercantiles ya conocidas. Un camino en el que hemos aprendido con Felipe G. Gil de Zemos98 que a veces es necesario “saber perder para poder ganar”, con los miembros de Soy Cámara a utilizar el audiovisual como herramienta de pensamiento, y con el abogado Abel Garriga a hacerlo con mayor seguridad. Durante cinco días hemos vivido proyecciones y coloquios que nos han recordado que el audiovisual sigue siendo una potente herramienta de transformación social y que en plena era digital no dejamos de disfrutar su vivencia física y colectiva. Maria Arnal y Marc Sempere han cantado melodías populares del ball del vetlatori mientras los puños de los campesinos de Somonte se clavaban fuerte en el suelo de nuestros querido espacio autogestionado Germanetes. Hemos visto a las Dones Savies de Sant Cosme aliarse con la plataforma contra el monumento franquista de Amposta, y al Technovikingo bailar censurado en la pantalla del macba para mostrarnos los desajustes actuales de las leyes analógicas y las herramientas digitales. Hemos discutido con Mongolia, United Unknown, El pressentiment y Siberia TV sobre Internet y sátira política, confrontando puntos de vista diversos cuando no opuestos. La extanjera nos ha introducido el debate sobre Barcelona y sus fronteras abiertas al turismo masivo y Abdalál /Lafbdal, Freedom to Kill the other children i Tarajal nos han recordado que hay otras fronteras que siguen cerradas generando dolor y sufrimiento en personas inocentes. Pero lejos de aclararnos, nos hemos enfrentado a nuevas contradicciones con Nice Days comprobando que la problemática de las fronteras es muy compleja y no siempre es fácil posicionarse. Hemos celebrado el aniversario del 15M con el grito de No estamos solos y dando voz y pantalla a las creaciones noveles de nuestra ciudad para cerrar esta edición muy sentida por todo el equipo de BccN pensando que quizás hayamos escogido El camino más largo para volver a casa pero lo hemos hecho acompañados de mucha gente magnífica que ha decidido compartir estos momentos. Y ese camino, como la cultura, si es compartido es mucho mejor.

Ver fotografías del festival aquí

Equipo BccN 2016
¡Amor, Cine y Cultura Libre!